Arde la falla de Mancha Real. Foto: Mikel Sainz
Arde la falla de Mancha Real. Foto: Mikel Sainz

Mancha Real cierra una Falla histórica con la quema del trabajo más grande de sus 35 años de trayectoria

La 35 edición de la Falla de Mancha Real pasará a la historia del municipio por muchos motivos. La llama prendió y con ella arde la ilusión de todo un pueblo por su fiesta mayor y el alivio de todo un Ayuntamiento por ver un sueño cumplido y un reto alcanzado. Y es que las fiestas de San José de este año no solo se recordarán por tener la falla más grande de la historia, con 400 metros cuadrados y más de 12 metros de altura. También pasarán a la hemeroteca por haberse organizado en un tiempo récord y plagada de novedades.

Foto: Mikel Sainz

Fue un vecino el que prendió la mecha que hizo arder tres meses de intenso trabajo. Un mancharrealeño escogido por sorteo que desató el fuego a una hora también inusual, pasadas las ocho de la tarde. Cientos de vecinos y foráneos se concentraron en el recinto ferial para ver la quemá de una falla de cine. Y lo hicieron después de disfrutar de un fin de semana de San Patricio y la marea verde. A pesar de que el Atlético Mancha Real no pudo ganar, su pueblo lo arropó.

Durante este fin de semana, también se inauguró el museo dedicado a la Falla de Mancha Real. Pretende ser un homenaje a todas las personas, carpinteros en su mayoría, que de una forma u otra han contribuido a que esta fiesta se convierta en una tradición para nuestro municipio. Se pueden contemplar las fotos de las distintas fallas realizadas desde el año 1983, así como fotografías de estos 35 años que ya son parte de la historia del municipio. Quedará abierto de forma permanente.

Comments

comments